/¿Conocidos o amigos?

¿Conocidos o amigos?

En relación a un post que he publicado en mi FB me vino en gana escribir un blog después de mucho tiempo. El asunto es que me di cuenta que no fui entendido. El concepto que estaba escondido atrás de dos líneas, probablemente requiere un poco más de espacio para ser explícito.

El post decía “Si tienes más conocidos que amigos, significa que ya vives en un infierno de soledad”, la mayoría lo tomó como una crítica hacia la soledad, pero al contrario, era una crítica hacia quién no es capaz de ver en cualquier “conocido” un “amigo”. Personalmente amo la soledad, paso mucho más tiempo solo que en compañía y casi todo lo que he hecho en mi vida lo he hecho solo, y me encantó. Lo que quería decir es que cuando a los demás les pones a los demás el título de “conocido”, significa solo que has perdido la capacidad de ver los demás como tus hermanos de esta madre tierra, y por lo tanto “Amigos”.

No es la soledad que crea el infierno, es la dificultad de tener el corazón abierto. Porque si tienes el corazón abierto no hay más conocidos, hay solo amigos. Puedes pasártela solo todo el tiempo pero sientes que eres parte del todo, que eres rodeado de amigos, de hermanos, sientes que eres rodeado de aquella cualidad divina que se llama amistad, y esto sí que te lleva al paraíso. Al contrario, puede estar siempre rodeado de gente, pero si no los puedes considerar amigos, sino conocidos, tu soledad se vuelve un infierno.

Otra vez no quiero ser malentendido. No estoy diciendo que te tienen que caer bien todos, volviéndote una especie de san Francisco. Es obvio que hay amigos que prefieres evitar, pero esto no quita el hecho de reconocerles las cualidades que lo hacen “amigos”. Por lo tanto cuidado: si tu soledad es una elección que viene desde la consideración que la gente es mala y no merece tu amistad, tu estar solo se vuelve una prisión segura, acogedora y tan bonita que se parece a la libertad, pero una prisión se queda. Porque con el corazón cerrado la vista se vuelve árida como el desierto.

Mi opinión es: si descubres que tienes más conocidos que amigos, trata de hacer algo para abrir el corazón, tomate un riesgo, date un chance. Esto te llevará en paraíso.