/LA ILUSIÓN LLAMADA REALIDAD

LA ILUSIÓN LLAMADA REALIDAD

La que generalmente nosotros identificamos como “realidad”, sería mejor llamarla “alucinación”. De hecho la “realidad” es el resultado de una combinación entre un estimulo sensorial y la forma en la cual lo interpretamos. Nuestra interpretación a su vez es una combinación entre nuestras experiencias del pasado (diferente para cada uno de nosotros), nuestras creencias (diferentes de un lugar al otro) y nuestras expectativas del futuro (que equivale a decir que cada uno ve lo que quiere ver). De esto deriva que cada uno ve una realidad diferente a la de todos los demás. Por lo tanto surge la pregunta: ¿qué cosa es la realidad?

La realidad es un fenómeno momentáneo que corresponde a la experiencia de este momento. Si al contrario consideramos la realidad como un fenómeno estático que incluye lo que ha sido y lo que probablemente va a ser, por lo que dijimos antes es inevitable discutir y pelearse, cada uno jactándose de tener la correcta visión de ella.
Desde este punto de vista, todas las discusiones de diferentes puntos de vista me parecen absolutamente vacías y sin sentido. Tratar de imponer la propia interpretación de la realidad sobre alguien más es una absoluta perdida de tiempo. Todas las discusiones tendrían que transformarse en un esfuerzo de cada uno para entender la visión del otro. Entender las visión del otro es enriquecedor, imponer la propia visión a los demás es violento.

Al contrario cuando la “realidad” se vuelve la vivencia de este momento presente, no hay mucho que decir. Cuando dos filósofos se encuentran tienen mucho que hablar, pelearse cuando están en desacuerdo, estrecharse las manos cuando coinciden… Pero cuando se encuentran dos místicos no tienen mucho que decirse. Se cuentan chistes, se ríen, se abrazan, se conmueven… y silenciosamente se comunican lo que no se puede comunicar y que es igual para todos los seres humanos.