UNA CONTRADICION TODA MEXICANA

sub_cholula

UNA CONTRADICCIÓN TODA MEXICANA

Hace unos días fui a visitar la pirámide de Cholula y me di cuenta que no se trata simplemente de una pirámide, sino de uno de los más grandes centros ceremoniales y de encuentro comercial del continente mesoamericano. Lo que se ve en la superficie es nada comparado a lo que está escondido en el vientre de la tierra, bajo cultivos, casitas y tienditas para los turistas que más que ver tienen que imaginar el esplendor que fue Cholula. Aprendí de un guía del cual tuve la fortuna de ser acompañado, y que por ironía del destino se llama Cortez, que Cholula era mucho más extensa de sus confines actuales, y que cuando su tocayo llegó hace 500 años, encontró no uno, sino 400 centros ceremoniales. Si te interesa, sigue leyendo…

UNA TRISTEZA QUE NO ES MIA

sub_triste

UNA TRISTEZA QUE NO ES MÍA

Una amiga me ha preguntado en FB: Dayal, ¿cómo puedo quitarme de encima de una vez por todas lo que no es mío? esta Tristeza, esta depresión y enojo, ¡no soy YO!

Querida Sandra, hasta cuando quieres quitarte la tristeza de encima, significa que tu estas identificada en ella, de lo contrario  ¿porque tendrías que querer deshacerte de ella?, es obvio que el asunto para ti es conceptualmente claro, pero los conceptos no transforman tu vida. Párate un momentito Sandra, estas tratando de hacer algo absurdo que nadie se la arregló a lograr. Si estas triste, deprimida o enojada significa que tiene buenas razones para estarlo, no es que estas loca y haces cosas sin sentido. Si tú quieres reprimir tu tristeza o tu coraje, te vas a poner aún más triste y enojada porque además de las razones que te llevan a este estado, se agrega la frustración por no darte el permiso de estarlo. Si te interesa, sigue leyendo…

EL VERDADERO MATRIMONIO

sub_matrimonio

EL VERDADERO MATRIMONIO

Siempre tuve la sensación que el matrimonio no fuera natural para el ser humano, porque, de otra forma, no se explica porque no haya matrimonio que no esté en crisis. Por lo contrario hay algo que es completamente natural: la devoción del hombre hacia la mujer cuando guarda en su vientre una vida que pronto va a brotar a la luz del sol. Un hombre que no tenga el mínimo de sensibilidad de percibir la fragilidad de la mujer y el milagro del cual es participe, no se puede verdaderamente llamar hombre.

El problema es que el énfasis que la sociedad pone en la indisolubilidad del matrimonio crea resistencia en el hombre que siente sus alas cortadas de las cadenas de su perenne función de proveedor. Por esto a veces pierde la sensibilidad que hasta unas especies animales tienen. Si te interesa, sigue leyendo…

El nuevo hombre… un místico, un poeta y un científico ( 2a. Parte )

sub_osho2

El ideal del viejo hombre era la renuncia; el ideal del nuevo hombre será regocijarse

Y este nuevo hombre viene todos los días, llega todos los días. La gente no lo ha notado aún. De hecho ya ha surgido.

Lo viejo está muriendo,  se encuentra en su lecho de muerte, no lloró por él y les digo, por favor no lloren por él, es bueno que se muera, porque después de su muerte se impondrá lo nuevo, la muerte de lo viejo será el inicio de lo nuevo, lo nuevo puede venir sólo si lo viejo ha muerto por completo. ¡Ayuda a lo viejo a morir y ayuda a lo nuevo a nacer! y recuerda, lo viejo tiene toda la respetabilidad, todo el pasado lo apoyará; y lo nuevo será un fenómeno muy extraño.

Lo nuevo será tan nuevo que no será respetado. Se hará todo tipo de esfuerzo para destruir lo nuevo, lo nuevo no puede ser respetable, pero junto con lo nuevo está el futuro de toda la humanidad, lo nuevo debe entrar. Si te interesa, sigue leyendo…

El nuevo hombre… un místico, un poeta y un científico ( 1era. Parte )

sub_osho1

El nuevo hombre… un místico, un poeta y un científico

“Mi mensaje es simple. Mi mensaje es un hombre nuevo, homo novus”.

El viejo concepto de hombre era de materialista o espiritual, moral o inmoral, pecador o santo. Estaba basado en una división, en una separación. Creó una humanidad esquizofrénica.

En el pasado, la humanidad ha estado enferma, insana, demente. En tres mil años, se han peleado cinco mil guerras. Esto es algo completamente loco; increíble. Es estúpido, no inteligente, inhumano. Una vez que divides al hombre en dos, creas miseria y el infierno para él. No puede ser saludable y no puede estar completo, la otra parte que ha sido negada continuará tomando venganza. Seguirá encontrando maneras y medios para sobrepasar la parte que has impuesto sobre de ti. Te volverás un campo de batalla, una guerra civil. Si te interesa, sigue leyendo…

TERAPIA? MEJOR LLAMARLA AMISTAD

Terapia-AmistadTERAPIA? MEJOR LLAMARLA AMISTAD

– Señor terapeuta, tengo un problema con mi pareja, ¿puede usted ayudarme?

– Señora… disculpe… con todo el respeto… Con los glaciares que se derriten, los océanos envenenados, miles de especies animales que se extinguen, la selva amazónica que se está yendo al carajo, el agua que se está acabando, miles de niños que mueren a diario de hambre y enfermedades, las guerras que continúan sembrando muerte y sufrimiento por todas partes…  ¿¡¡¡qué cosa quiere que me pueda importar a mi sus problemas de pareja!!!?

Éste es el tipo de terapeuta que me gusta encontrar. Claro, no es el tipo de persona que fácilmente tiene éxito y gana mucho dinero, porque para obtener este resultado no tienes nunca que decir lo que piensas. Pero sí es la típica gente con la cual puedes pasarte una noche mirando las estrellas y fantaseando con un mundo y una humanidad mejores.

No piensen que sea cínico e insensible a los sufrimientos humanos, al contrario. Lo que quiero decir es que me interesa el problema particular solo en función del problema general. Me interesa la solución de un problema personal solo si te ayuda a ser un ser humano mejor, de otra forma el trabajo del terapeuta no es muy diferente del de un plomero. Útiles los dos, dignos de respeto, pero nada de especial. Desahogar un caño es seguramente útil, pero no tiene grande impacto sobre el todo. Así es la terapia. Es como cortar las uñas a alguien que tiene el cáncer.

Ademas hay algo mas de considerar: normalmente la terapia se dedica a hacernos recuperar nuestra funcionalidad en la sociedad, sin importarse de las consecuencias. La película “Analízame” con Robert de Niro es el ejemplo: un criminal va del psicoanalista para recuperar la insensibilidad y el cinismo que le permitía de matar y cumplir crímenes… que significa recuperar la funcionalidad de su papel social: el del criminal.

Por lo tanto si el caño que esta destapando se vierte en un río o en un lago, mejor dejarlo tapado, de otra forma te convierte en una oculto cómplice de su crimen.

De mi punto de vista no se trata de solucionar un problema psicológico, sino aprovechar de la solución de este problema para crear un ser mas consciente, más amoroso, compasivo, creativo, alegre… buena onda. Si dedico horas, días, meses, años de mi tiempo a solucionar tu problema de depresión y tú, con la energía que recuperas te metes en la política para aprovechar de los demás… mejor dejarte deprimido o bulímico.

Las enfermedades no son un mal en absoluto. Me acuerdo de Osho diciendo: imagina si Hitler hubiera sido adicto a la heroína. ¡Qué bendición para la humanidad!  En vez de torturar al planeta entero, hubiera sido feliz con su jeringa en el brazo mientras la diabólica sustancia insinuándose en sus venas le regalaba una obtusa, pero pacífica, sonrisa.

-Señor terapeuta, una de mis amigas me dijo que usted puedes solucionar mis problemas.

-¿Sus problemas? ¡Pero si yo no puedo arreglar mis propios problemas! ¿¡Cómo puede usted pensar que sea capaz de solucionar los suyos!?

Este es un terapeuta con el cual me gustaría charlar tomándome una cervecita.
Recuerdo haber  visto que en uno de los Diarios de los Darshan, que son recopilaciones de encuentro privados entre Osho y unos discípulos, que Osho contestó así a un terapeuta que preguntaba:

– Osho, tu piensas que cuando regreso a occidente tendría que dar terapia?

– Cuando regresas a tu casa – contestó Osho – empieza otra vez a dar terapia, no ayudarás a tus clientes, más por lo menos vas a ayudarte a ti mismo”.

Cuanta gente conocemos que quiere volverse terapeuta con el propósito inconsciente de utilizar los problemas de los clientes  para tratar de olvidarse de los propios y satisfacer su necesidad de sentirse útil?

Me sorprende que Osho no haya inventado un nombre más bonito para esta bellísima función de la amistad que viene contaminada con el nombre de “terapia”. No me sorprendería si hubiera empleado un nombre como animador, o agitador, o provocador espiritual.

A este punto alguien podría decirme: “Dayal, ¿y que tal con tus grupos de terapia, entonces?”

Yo interpreto la profesión de terapista totalmente según la vision de Osho, que es enfocada no tanto a la sanción sino a la transformación de la conciencia. Cuando la gente viene a mi le digo: “Mira, no tengo ningún poder especial, soy un pinche güey como tú. Puedo ayudarte a sanar si te das cuenta que tus trastornos son parte de una pesadilla, si al contrario piensa de verdad de estar enfermo, mejor que vaya de alguien más. Si estás buscando un amigo… un amigo que ya paso donde estas tú, entonces podemos tomarnos por la mano y hacer un pedacito de recorrido juntos.

Yo soy unos de los terapeutas con los cuales me gusta mirar las estrellas y tomar cerveza.

La muerte no es la culminación de la enfermedad, pero’ de la vida.

La muerte no es la culminación de la enfermedad, pero’ de la vida.

OshoMe he formado  en medicina y siempre he sentido profundamente que es una cosa buena. Aspecto intrínseco a mi trabajo, a mi actividad, hay un rechazo a aceptar la enfermedad y la muerte, la dolencia y el sufrimiento humano. ¿Podrías por favor decir algo sobre esto?

Pues bien, ha de hacerse una distinción. La enfermedad, la dolencia y el sufrimiento son una cosa. La muerte es algo totalmente diferente. En la mente occidental, la enfermedad, la dolencia, el sufrimiento, y la muerte va todo junto, va en el mismo paquete. A partir de ahí surgen problemas.

La muerte es la flor del árbol de la vida.

La muerte es hermosa; la enfermedad no, el sufrimiento no, la dolencia no. La muerte no es una espada que corta tu vida. Es como una flor, la flor definitiva, que florece en el último momento. Es la cumbre. La muerte es la flor del árbol de la vida. No es el final de la vida sino su crescendo. Es el orgasmo final. No hay nada de malo en la muerte, es hermosa; pero uno necesita saber cómo vivir y cómo morir.

Hay un arte del vivir y un arte del morir y el segundo arte es más valioso que el primer arte

Pero el segundo puede conocerse sólo cuando has conocido el primero. Sólo aquellos que saben vivir correctamente saben morir correctamente. Y entonces la muerte es una puerta a lo divino.

Por eso, lo primero es: por favor, mantén aparte la muerte. Piensa sólo en la enfermedad, la dolencia y el sufrimiento. No necesitas luchar contra la muerte. Ello crea problemas en la mente occidental, en los hospitales occidentales, en la medicina occidental.

¿Debería permitirse que una persona decidiera si quiere morir?

La gente lucha contra la muerte. Hay gente que casi vegeta en los hospitales sobreviviendo a base de drogas. Se les fuerza a vivir innecesariamente cuando habrían muerto naturalmente. Mediante el apoyo médico se les está posponiendo su muerte. No son de ninguna utilidad, la vida no tiene utilidad para ellos; el juego se ha terminado, están acabados. Así que mantenerlos con vida es sólo causarles más sufrimiento. Algunas veces están en coma, y una persona puede estar en coma durante meses o años. Pero debido a que hay un antagonismo con la muerte, ello se ha convertido en un gran problema para la mente occidental: ¿qué hacer cuando una persona está en coma para no recobrarse nunca pero no puede ser mantenida con vida durante años? Es un cadáver, nada más que un cadáver que respira, eso es todo. Simplemente vegeta, no tiene vida. ¿Qué sentido tiene? ¿Por qué no m permitir que muera? Está el miedo de la muerte. La muerte es el enemigo, ¿cómo rendirse al enemigo, a la muerte?

Por eso hay una gran controversia en la mente médica occidental. ¿Qué hacer? ¿Debería permitirse que una persona decidiera si quiere morir? ¿Debería permitirse a la familia decidir si quieren que muera?… Porque algunas veces la persona puede estar inconsciente y no puede decidir. Pero, ¿es correcto ayudar a alguien a morir? Un gran miedo se eleva en la mente occidental. ¿Morir? ¡Eso significa que estás asesinando a la persona! Toda la ciencia existe para mantenerla con vida… ¡Pero todo esto es una estupidez! La vida, en sí misma, no vale nada a menos que haya dicha, a menos que haya danza, a menos que haya alguna creatividad, a menos que haya amor. La vida, en sí misma, no tiene sentido;  vivir sin más no tiene sentido.[A3]  Llega un punto, cuando uno ha vivido, llega un punto en el que es natural morir, en el que es hermoso morir. Al igual que, cuando has estado trabajando todo el día, llega un punto en el que te quedas dormido. La muerte es una especie de sueño, un sueño profundo. Nacerás nuevamente en un cuerpo nuevo con un nuevo mecanismo, con nuevas facultades, con nuevas oportunidades, nuevos desafíos. Este cuerpo es viejo y uno ha de abandonarlo; es sólo una morada…

En oriente tenemos una visión diferente: la muerte no es una enemiga sino una amiga. La muerte te proporciona descanso. Te has quedado exhausto, has vivido tu vida, has conocido todos los gozos que pueden conocerse en la vida, has consumido completamente tu candil. Ahora entras en la oscuridad, descansas un rato y después naces nuevamente. La muerte te revivirá de nuevo de una manera más fresca.

La muerte no es una enemiga

La muerte es la mayor experiencia de la vida si puedes morir conscientemente. Y sólo puedes morir conscientemente si no tienes miedo de ella. Si estás en su contra tendrás mucho pánico, mucho miedo. Cuando tienes tanto  miedo que no puedes tolerarlo hay un mecanismo en el cuerpo natural que libera unas drogas en el cuerpo y tu te vuelves inconsciente. Por eso millones de personas mueren inconscientemente y se pierden un gran momento, el mayor de todos. Es el samadhi, es el satori, es pura meditación que te sobreviene. Es un don natural.

Si puedes estar alerta y puedes ver que no eres el cuerpo… Tendrás que verlo, porque el cuerpo desaparecerá. Pronto serás capaz de ver que no eres el cuerpo, que estás separado. Entonces verás que te separas de la mente también; entonces la mente desaparecerá. Y entonces serás sólo una llama de consciencia, y esa es la mayor bendición que existe. Así que no pienses en la muerte como una enfermedad, dolencia o sufrimiento humano.

Extracto de De la Medicación a la Meditación, Ed. Neo Person.

 


 

LA CASITA DE BARBIE – BLOG

La casita de BarbieLA CASITA DE BARBIE – BLOG

Para todos los que se apasionaron a la publicacion del post “La casita de Barbie”, aquí me explayé un poco sobre el asunto en este blog.

Cuando escribí el post “La Casita de Barbie” sabía que no iba a gustar a las mujeres, pero no imaginaba que hubiera sido mal entendido. De hecho hay unos, o mejor unas, que pensaron que me refería a la distribución de los quehaceres domésticos, como limpiar los trastes o cambiar el pañal al niño. Obviamente doy por sentado que en esto no haya ninguna diferencia entre hombres o mujeres. Comprar  en el super o barrer el piso son actividades que pueden hacer indiferentemente los hombres o las mujeres, depende de los acuerdos que cada pareja toma respeto a la organización doméstica.

 Usé la casita de Barbie como un metáfora para expresar algo que intentaré explicar en un espacio menos sintético que el de un  post, y aclarando que soy consciente que estoy generalizando.

La premisa es que las diferencias de actitud hacia la vida tienen origen en la diferente función sexual que hombres y mujeres tienen. La mujer es biológicamente programada para ser fecundada, guardar en su cuerpo por nueve meses una vida que se forma, parir y amamantar la criatura por los primeros par de años. Esta función le confiere naturalmente unas características peculiares: capacidad de amar, sensibilidad, receptividad, paciencia, capacidad de esperar, estabilidad, arraigo, inteligencia practica… y muchas mas.

El hombre es biológicamente programado para inseminar (que comparado a todo el trabajo de la mujer es muy poca cosa), defender, explorar, conquistar, cazar, proveer, crear, inventar, construir… para quien? para las mujeres obviamente y los cachorros. Por esto la natura confiere al hombre unas características peculiares: la fuerza física, el valor, el espíritu de aventura, la violencia, la creatividad… el hombre no tiene arraigo, esta hecho para ir hacia el exterior. La mujer es muy arraigada y esta hecha por ir hacia el interior, son dos polaridades opuestas y complementarias.

Lo sé que hay hombres que tienen una actitud femenina, y mujeres que tienen una actitud masculina (y no estoy hablando de sus preferencias sexuales). Cuando hablo de masculino y femenino, no me refiero al sexo, sino a la actitud hacia la vida.

Generalmente el mundo de las niñas implica que ellas sueñan con un matrimonio de princesa, una casita con todas las cositas de una casa verdadera, un esposo que la cuide y la ame, y unos niños bonitos de crecer con el ayuda de su esposo… y se preparan a la realización de este sueño jugando a la casita de Barbie, que es el símbulo de este aspecto de los juegos de niñas, desarrollando sentido estético, amor para el cuidado y la poesía del amor. Sé que hay también niñas que le gusta encaramarse sobre los arboles y jugar a fútbol, pero esto es otro asunto, yo estoy hablando en general.

Entre los niños al contrario, es muy difícil encontrar unos que sueñen con un matrimonio de cuentos y, a parte unos casos, los sueños de los niños se refieren a la aventura, al desafío, la construcción, la invención, la conquista… y por esto generalmente juegan con los soldaditos, o videogames de guerra y de conquista, o forman pandillas, o juegan con las construcciones, y cuando tienen la posibilidad aman explorar el mundo exterior inhalando con los morros sucios el viento fresco de la aventura. Es una generalización pero en la mayoria de los casos es así.

Cuando nos casamos, pasa que la mujer realiza su sueño: tiene la casita, todos sus juguetes a dimensión real y también el tan deseado esposo, este príncipe azul que pronto serán condenadas a ver en su verdadera realidad de sapo en calzones.

Los hombres, a pesar de apreciar la delicia de la casa de Barbie y ser inevitablemente seducidos del espacio estético, amoroso y acojedor que las mujeres son capaces de crear al rededor de ellas, cuando se casan se sienten un poco raros. Puedes percibirlo en las fotografias de los matrimonios: mientras ella es radiante, el continua a mirando al rededor con una sonrisa inmóvil,  preguntándose porque todos están contentos menos que él. Probablemente se dan cuenta que les será difícil para el llevar a dimensión real los sueños que ha cultivado en su niñez.

La realidad nos dice que tampoco las mujeres, al final realizan su sueño, sino al contrario a veces se vuelve hasta una pesadilla donde ella tiene la parte peor. Pero por una vez quise meter en evidencia el porque los hombre muchas veces se sienten incomodos y atrapados en la estructura familiar.

Cuando dije que a ningún hombre le gusta ser encajado entre el refrigerador y la lavadora, no quise decir que a ningún hombre le gusta limpiar los trastes, quise decir que a ningún hombre le gusta terminar a ser usado como un cualquier electrodoméstico de la casa de Barbie, exactamente como a ninguna mujer le gusta terminar a ser usada como muchacha y dispensadora de sexo sin compensación.

Los hombres tienen seguramente que aprender el ABC del amor, pero las mujeres tendrían también que hacer un pequeño esfuerzo para entender sus hombres y sus frustraciones.

En una humanidad mas inteligente probablemente los hombres respetarían la necesidad de seguridad que tienen las mujeres, su fragilidad y la ayudarían a realizar de la forma mas esplendorosa posible la famosa casita de Barbie; y las mujeres respetarían la necesidad que los hombres tienen de ir al exterior, de explorar, crear, inventar y conquistar el mundo: todas las pequeñas “pendejaditas”, que cuando son animadas de la luz de la creatividad, hacen este mundo mas bonito y eficiente de lo que era.

De otra forma la humanidad es condenada a continuar sintiendo la misma vieja amargura de siempre.

En busca de un mundo mas pacífico, amoroso e inteligentes los dejos a sus quehaceres, con amor

Dayal

Meditación Kundalini

Meditación Kundalini

Meditación Kundalini

Esta meditación es la joya de la tarde. Desde siempre reúne a los visitantes del Resort de Puna a las 4:15 de la tarde. Todas las actividades terminan a las 4 para dar la posibilidad a quien participar en esta meditación, que junto con la Meditación Dinámica y el Evening Meeting (el discurso de Osho) son los instrumentos de transformación fundamentales indicados por Osho. ¡Prueba! Se recomienda practicar esta técnica durante el atardecer, pero es posible practicarla a cualquier hora.

Instrucciones:

*Primera etapa (15 minutos): Relájate y deja que todo tu cuerpo comience a sacudirse, sintiendo que la energía sube desde los pies. Suéltate totalmente y conviértete en las sacudidas. Puedes tener los ojos abiertos o cerrados.

*Segunda etapa (15 minutos): Baila… de cualquier forma que desees, y deja que todo el cuerpo se mueva como quiera.

*Tercera etapa (15 minutos): Cierra los ojos y permanece quieto, sentado o de pie, en actitud de testigo frente a todo lo que sucede dentro y fuera de ti.

*Cuarta etapa (15 minutos): Manteniendo los ojos cerrados, tiéndete en el suelo y permanece quieto.

Hacer sin hacer

Si estás practicando la Meditación Kundalini, debes permitir las sacudidas, no hacerlas tú. De pie, en silencio, siéntelas venir; y cuando tu cuerpo inicie un pequeño temblor, ayúdalo, pero no lo hagas. Disfrútalo, siéntete dichoso con él, permítelo, recíbelo, dale la bienvenida, pero no lo desees. Si lo fuerzas, se convertirá en ejercicio, un ejercicio físico. Entonces las sacudidas estarán presentes, pero sólo en la superficie, no penetrarán en ti. Permanecerás sólido como piedra, como roca dentro de ti; seguirás siendo el manipulador, el que hace, y el cuerpo simplemente te estará siguiendo. No se trata del cuerpo: se trata de ti. Cuando yo te digo “agítate” me refiero a tu solidez, a que tu ser, que es como piedra, debe agitarse hasta sus mismos cimientos de forma que se vuelve líquido, fluido; derretirse y fluir. Y cuando ese ser de piedra se vuelva líquido, tu cuerpo le seguirá. Entonces ya no hay un sacudir, sólo está la sacudida. Entonces nadie lo está haciendo, simplemente está sucediendo. El que lo ocasiona ya no es.

Extracto de Libro naranja, editorial Luz de Luna

Un amigo me ha preguntado si hay un riesgo en despertar la Kundalini. Si lo hay, ¿cuál es el peligro? ¿Y por qué debería ser despertada la Kundalini si hacerlo resulta peligroso? Puede ser peligroso despertar la Kundalini?

Peligrosisimo! Mas peligroso de la muerte. Hay una gran cantidad de peligro involucrado. Realmente, está el peligro de perder de lo que creemos que es nuestra vida. Así como somos, no seguiremos siendo los mismos después de que se despierte la Kundalini. Todo cambiará. Nuestras relaciones, nuestras emociones, nuestro mundo y todo lo que hasta ayer sabíamos cambiará. El peligro es todo lo que va a cambiar.

Si el carbón se quiere convertir en diamante,tiene que morir como carbón. Así que el peligro es suficiente. Pero es un peligro para el carbón como tal. Si quiere convertirse en diamante, puede hacerlo sólo si desaparece como carbón. Quizá no sepas que no hay diferencia genérica entre el diamante y el carbón. Esencialmente están hechos del mismo elemento. El carbón se convierte en diamante en el transcurso de un período muy largo de tiempo. Químicamente no hay una diferencia básica entre el diamante y el carbón. Pero el carbón no puede seguir siendo carbón si quiere convertirse en diamante. Así que el carbón enfrenta un gran peligro. De la misma forma un hombre enfrenta el peligro si está buscando a Dios. Morirá como hombre. Si un río fluye para encontrarse con el océano, enfrenta un gran peligro. Desaparecerá, no puede escapar. ¿Pero a qué nos referimos con peligro? Significa desaparecer. Sólo los que están preparados para desaparecer, para morir, pueden ir en búsqueda de Dios.

La muerte no nos borra tan completamente como lo hace la meditación, porque la muerte sólo nos separa de un cuerpo y nos junta con otro. En la muerte no cambias; sólo tu vestimenta cambia. Permaneces tal como eres. Así que la muerte no es un peligro tan grande como todos la tomamos. La meditación es un peligro mucho mayor a la muerte, ya que mientras que la muerte te arrebata tu vestimenta, la meditación te arrebata de ti mismo. La meditación es muerte absoluta. En el pasado, aquellos que sabían decían que la meditación es muerte, muerte total. En la meditación no sólo cambia la vestimenta, sino todo. Pero si un río quiere convertirse en el mar, debe arriesgar su vida. De hecho el río no pierde nada al caer en el mar; no pierde nada del todo, crece hasta convertirse el mismo mar. Y cuando el carbón se convierte en diamante, no pierde nada; crece hasta convertirse en diamante. Pero mientras el carbón es carbón tiene miedo de perderse a sí mismo. Y mientras un río es un río tiene miedo de perderse. ¿Cómo saber que al encontrarse con el mar no perderá nada, se volverá el mismo mar? El hombre enfrenta el mismo peligro con respecto a la meditación. El mismo amigo pregunta porque uno debería tomar el riesgo si el peligro es tan obvio. Es necesario entenderlo a profundidad. La verdad es que mientras más arriesgamos, mientras más peligrosamente vivimos, más estamos vivos. Y mientras más atemorizados estamos, más muertos estamos. De hecho, los muertos no enfrentan ningún tipo de peligros. El gran peligro que los muertos no tienen que enfrentar es que no pueden volver a morir. Sólo el que está vivo puede morir. Y mientras más vivo está. Más intensamente puede encontrarse con la muerte.

Extracto de In Search of the Miraculous, volumen 1,capítulo 4

LAS CREENCIAS SON PARA TONTOS; LOS SABIOS BUSCAN LA EXPERIENCIA

estrellaLAS CREENCIAS SON PARA TONTOS; LOS SABIOS BUSCAN LA EXPERIENCIA

Osho:

 ¿Puedes convencerme de la existencia de Dios?

 

Sargam, ¿por qué está preocupado por Dios? ¿Qué mal te ha hecho él a ti? ¿Por qué no puedes perdonarlo y olvidarte de él? ¿Por qué permanecer tan preocupado por Dios? ¡Preocúpate más por la vida, por la existencia, y conocerás a Dios! En este mismo momento, la vida misma se vuelve luminosa, la existencia misma se vuelve divina. Todo depende de tu claridad interior. Si puedes ver claramente, sólo Dios es. No se necesita ninguna prueba. Si no puedes ver claramente, entonces ninguna prueba será de ayuda.

Durante siglos ha habido filósofos discutiendo a favor y en contra de Dios, por lo menos durante cinco mil años, sin una conclusión a la vista. No han sido capaces de llegar a ninguna conclusión. Cinco mil años de especulación, pensamiento, argumentación y lógica continuos y, ¿cuál es el resultado? ¡Todo ha sido un ejercicio en la inutilidad! Y aún sigues pidiendo pruebas.

Se han dado pruebas, pero pueden ser refutadas, pueden ser desaprobadas. Se pueden hallar fallas en ellas por la simple razón de que Dios no es un objeto que pueda ser demostrado con la lógica. Dios es tu subjetividad que va más allá de la lógica, más allá del pensamiento, más allá de la mente.

 Dios no es una cosa sino una experiencia

 ¿Y cómo puedes comprobar la experiencia? ¿Puedes comprobar la experiencia del amor? Nadie ha sido capaz de comprobar que el amor existe, nadie puede comprobar que la belleza existe. Nadie puede comprobar nada que tenga valor. Puede ser la verdad, puede ser el amor, puede ser la dicha, puede ser la belleza; todos están más allá de la comprobación o la desaprobación.  Tampoco nadie puede desaprobarlos.

Y Dios es la culminación de todos los grandes valores, el núcleo esencial de la belleza, el amor, la verdad, la dicha. Dios es el núcleo esencial de todos estos valores; estos valores no pueden ser demostrados. ¿Cómo puedes demostrar su esencia? Él es sólo un perfume, ni siquiera la flor sino sólo la fragancia.

¿Pero por qué se despierta este deseo? El deseo se despierta porque tu  mente dice, “A menos que Dios sea comprobado, no hay necesidad de desperdiciar tiempo por Dios o en la meditación o en la oración.” Es la estrategia de la mente para mantenerte alejado de la meditación, de la oración.

 Buda meditaba sin Dios

¡No hay necesidad de Dios! Si quieres meditar puedes meditar sin Dios. Buda meditaba sin Dios; no tenía ninguna creencia en Dios, Mahavira meditaba y se iluminó sin una idea de Dios. Dios no es una necesidad. ¡Dios puede ser desechado! Pero cuando Buda alcanzó la meditación se convirtió en un dios. Mahavira se volvió un Dios él mismo.

 Así es como sucede: medita y te convertirás en un dios, descubrirás un ser divino dentro de tu mismo ser. Y ese es el inicio del descubrimiento. Entonces comienzas a descubrirlo en los demás. Entonces, poco a poco toda la existencia está llena de Dios, desbordada de Dios.

Pero si antes pides una demostración te perderás todo el viaje. Entonces la mente dice, “Primero comprueba, luego medita.” La mente te ha puesto una trampa, la mente te ha engañado. Y parece lógico: antes de iniciar cualquier investigación, que sea comprobada. Si Dios es, entonces la meditación es significativa; de otra forma ¿por qué estás meditando? Si Dios es, entonces la oración es significativa; si  no hay un Dios, entonces la oración es fútil.

Yo te digo: ya sea que haya un Dios o no, la oración es significativa. La oración no cambia a Dios, ¡la oración te cambia a ti! La oración no tiene nada que ver con Dios; tiene todo que ver contigo. La persona que ora se vuelve un tipo de persona completamente diferente. La meditación no tiene nada que ver con Dios, pero te transforma.

 Estas son formas alquímicas para transformar tu interioridad. Y cuando se modifica tu interioridad, cuando está llena de luz y de claridad, serás capaz de ver.

 Dios puede ser visto mas no demostrado

Sólo las cosas pequeñas pueden ser demostradas, sólo las cosas que no tienen valor pueden ser demostradas. Libérate de este deseo de demostrar. Es un deseo estúpido.

…..Mary y Bob estaban en su litera superior en el tren rumbo a las Cataratas del Niágara y ella no podía parar de repetir, “¡Bobby, no puedo creer que realmente estemos casados!”

Desde la litera inferior bramó una voz dormilona, “¡Por el amor de Dios, Bobby, convéncela –nos queremos dormir!”

Sí, se te puede convencer de tales cosas, pero de nada superior, nada más profundo, nada de verdadero valor.

Me preguntas, Sargam, “¿Puedes convencerme de la existencia de Dios?”

¿Y que crees que estoy tratando de hacer aquí? No estoy discutiendo por Dios, no estoy tratando de demostrar directamente la existencia de Dios; pero de una forma indirecta estoy creando la situación correcta, el ambiente correcto, el contexto correcto, donde Dios puede estar a tu disposición. Esto es lo que está sucediendo aquí, No hablo mucho de Dios porque no hay necesidad. Hablo del amor, de la meditación, del estar alerta, de la consciencia, y hablo de mil y un cosas. Todas son significativas en el sentido de que crearán la atmósfera correcta, el clima correcto para que Dios pueda suceder.

Estoy tratando de crear un campo búdico: un cierto espacio en el que ustedes puedan crecer hasta convertirse en dioses. Mi esfuerzo no es darles una creencia en Dios; mi esfuerzo es darles una experiencia de Dios. Y el creer no es un valor porque, oculto detrás del creer, siempre hay duda. Sólo la experiencia es de verdadera ayuda, porque en la experiencia no hay duda alguna.

Cuando sabes, sólo entonces sabes. Te puedo callar a través de la lógica, te puedo convencer a través de la argumentación lógica, pero dicha convicción sólo será intelectual, alguien más puede destruirla. Si alguien más puede dar mejores argumentos en contra de Dios, no sabrás que hacer; tu entero sistema de creencias se colapsará. Pero nadie puede argumentar en contra de tu experiencia. Si sabes, entonces el mundo entero puede decir que no hay un Dios, pero tú seguirás sabiendo que lo hay. Y sólo tal convicción existencial tiene valor.

 Las creencias son para tontos; los sabios buscan la experiencia

Por ello, por favor no me pidas que te convenza, que te de pruebas de la existencia de Dios. Esa no es mi función. No estoy aquí para convertirte a una ideología particular. Estoy aquí para transformarte a una existencia completamente diferente, una nueva forma de vida, una nueva visión.

Dios no esta ahí en algún lugar fuera de ti; por ello la ciencia nunca podrá descubrir a Dios. Dios es tu naturaleza interna. Tendrás que sumergirte. Tendrás que encontrarte con tu propio ser. Tendrás que seguir buscando e indagando en tu consciencia. Y cuando hayas llegado al centro de tu consciencia… ¡la revelación!

Extracto de El Dhammapada: El camino del buda(The Dhammapada: The Way of the Buda),

volumen 7, capítulo 8