/Sesión de Liberación Emocional

Sesión de Liberación Emocional

– Si la miramos desde un cierto punto de vista, nuestras vida es una colección de pequeños y grandes traumas. La vida constantemente nos provoca ofendiendo nuestra sensibilidad, hiriéndonos y retando nuestra paciencia. Empezando por las cosas desagradables que pasan en la vida de todos (amores, familia, parejas hijos, padres, amigos, colegas…), para continuar con los traumas colectivos (como el terremoto, la criminalidad, la corrupción, el abuso que sufrimos por los políticos…) y terminando con los traumas indirectos (las guerras, hambruna, la migración, la tortura, la violencia sobre las mujeres, los niños y los indefensos…). Es cierto que en estas condiciones todos llevamos encima una carga emocional bastante pesada. Estamos tan acostumbrados a convivir con todo esto, que nos parece “normal”, al tal punto que, sin darnos cuenta, empezamos a volvernos parte de esta realidad que no nos gusta: perdemos la confianza en la vida, en los demás, en nosotros mismos… y nos arrastramos por el mundo afligiendo al prójimo con nuestra frustración y nuestra “jeta patológica”.

He creado las Sesiones L.E.P,( Liberación Emocional post Traumática), para ofrecer una herramienta sencilla, eficaz y contundente, de aflojar la presión interior a través de una desahogo emocional.
No se trata de un trabajo psicológico sino energético; un trabajo grupal en el cual, a través de una sencilla técnica de respiración y con el ambiente y el contexto adecuado, mis asistentes y yo llevamos a los participantes en una rápida inmersión en el mundo de las emociones reprimidas, favoreciendo una sanadora, intensa y refrescante descarga catártica.
Esta sesión la experimentamos con grande éxito, con casi mil personas afectadas por el terremoto, cuando, como Fundación Prem Dayal y Osho Center, creamos la “Brigada Amor”. Ahora hemos decidido ofrecer esta técnica efectiva, de forma permanente, una vez al mes.
El evento dura tres horas, no requiere ninguna preparación y es accesible a todos los que están en un “buen” estado de salud.