/SEXO Y MORAL

SEXO Y MORAL

A  raíz de la publicación de un aforismo: “La mayoría de las religiones nos imponen no comportarnos como animales y a tener sexo sólo con fines reproductivos, justo como los animales”; una persona hizo un comentario polémico pero interesante. Estoy acostumbrado a hablar de cualquier cosa, pero si toco el sexo y la religión siempre hay alguien que se pone nervioso. Quiero compartirles  el comentario y mi respuesta porque me parece una buena forma de profundizar en el tema.

“Ketza GL.- Creo que este post es divergente pero también hueco porque ciertamente una de las cosas que nos hace diferentes a los seres energética y activamente instintivos (animales) es la percepción moral sobre la sexualidad y esto es una cuestión intrínseca más que aprendida de un Sistema de creencias. El Ser Humano es naturalmente social y naturalmente moral; si no fuese así ciertamente seríamos como «animales» así de la misma forma supervalorada en la que posicionas al humano en tu post.  Por otra parte creo que el clásico estilo de filosofía relativista revestida con nihilismo Nietzschista que emplea Osho nunca responderá a los fundamentos base de toda corriente filosófica que son: la Ética y la Moral. Esto va más allá de una doctrina religiosa, ya sea hinduista, sintoísta, taoísta, cristiana, musulmana o una corriente de pensamiento sectaria como la de Osho, sólo por mencionar algunas.”

Ketza GL, tienes una visión completamente diferente a la mía. Lo que difiere a los animales de los humanos no es que  los primeros tengan  una sexualidad instintiva y los segundos la tengan controlada, o sea reprimida por la moral. La diferencia entre un ser humano y un animal es la consciencia. Nosotros los humanos no nos comemos una gallina a mordidas, como hacen los animales, porque hay una moral que lo prohíbe. Nosotros desarrollamos el arte culinario porque somos seres conscientes, capaces de sentir cosas que los animales no pueden sentir como el amor, la creatividad, el sentido de lo  bello, la poesía… No somos tan primitivos como para necesitar que alguien nos imponga la moral de no comernos una gallina cruda. Lo mismo es para el sexo. Si el sexo no fuera moralmente condenado, nosotros podríamos haber transformado el sexo en un arte, en un acto estético, como expresión del amor (que no tienen nada a que ver con el matrimonio), un acto jubiloso, gozoso… ¿Haz alguna vez notado que los animales no gozan teniendo sexo? Ellos no pueden agregar a la compulsión biológica, nada de romanticismo, de poesía… Un ser humano consciente, naturalmente transforma el acto sexual en arte propio como sucede con el arte culinario. No lo transforma en arte porque hay una moral que se lo impone, sino porque es el resultado de la misma consciencia que nos lleva naturalmente hacia la compasión.

Por lo que tú escribes, parece que no tienes idea que existe una sexualidad de este tipo; de otra forma no hubieras hecho este comentario. Desafortunadamente para ti, al menos por lo que supone tu comentario, o tú conoces sólo el sexo animal, que tratas de controlar con tu moral; o conoces sólo el sexo moral, contenido, controlado… que es tan deprimente solamente como idea. Mi  deseo es que entre los dos tú conozcas el sexo animal, al menos es más natural.

La moral religiosa acerca del sexo ha creado monstruos. Entre la sociedad  es más  religiosa más perversiones y crímenes sexuales hay. La India es un ejemplo rotundo, los países más católicos del planeta (México, Filipinas y Brasil) también. La represión de algo natural crea perversiones. ¿Si las morales religiosas, en lugar de reprimir el sexo hubieran invitado  a los humanos a explorar las infinitas posibilidades del éxtasis amoroso de forma libre y consciente, tú piensas que en el mundo habría pornografía, pedofilia, violencia a las mujeres, prostitución…? Obviamente no. La gente sería libre de hacer el amor, los adolescentes podrían experimentar sin culpa… Las morales religiosas son responsables de los crímenes sexuales que hay por el mundo.

La moral, desde el  punto de vista espiritual es un veneno. Porque la consciencia se desarrolla a través la libertad, no a través de las limitaciones; a través de la exploración y no a través de la obediencia. La moral es un obstáculo para el desarrollo de la consciencia, porque trata a la humanidad como niños a los cuales se les  prohíbe comer el chocolate, en lugar de enseñarles a cómo y cuánto comerlo.

La última parte de tu comentario, con todo el respeto, me parece menos interesante, porque está manchada por la vanidad de alardear unos supuestos conocimientos de tu parte, que no sé si tienes de verdad… discúlpame si soy sincero: dudo.

Gentil Ketza GL, discúlpame si fui tan directo contigo, pero me pareces una persona inteligente, con la cual vale la pena gastar un poco de tiempo, en lugar de darte simplemente el avión. Para ti no tendría que ser muy difícil liberarte de tus prejuicios (y miedos respeto al tema del sexo) y entender lo que trato de decirte.  Creo  haber entendido tu pensamiento, que además es muy común al de millones de moralistas que afligen este mundo, pero, francamente no creo que hayas entendido mi punto, mi visión, mi experiencia.

Gracias por tu comentario y por el valor de exponerte. Cualquier participación a mis post me da la oportunidad de expresar algo de lo poco que no he leído en los libros, sino que es una experiencia directa de mi vida y de mi consciencia.