/¡UN DÍA CON MUJERES!
Diversity Women Set Gesture Standing Together Studio Isolated

¡UN DÍA CON MUJERES!

Quiero unir mi voz a cuantos comparten y apoyan esta manifestación de “un día sin mujeres”.

Estoy totalmente con las mujeres. El mundo de los hombres a lo largo de los siglos, hasta hoy día, ha sido tan deshumano, violento, idiota y abusivo, que puedo perdonar a las mujeres algunos excesos en su batalla contra los hombres. Lenin decía: “la revolución no es una cena de gala”. En todas las revoluciones algunos excesos son inevitables, y la feminista ha sido una auténtica revolución. Desde el punto de vista de la evolución humana, o sea el proceso que aleja al ser humano más y más de su brutalidad animal, en estos dos siglos hubo piedras angulares que vale la pena recordar: el fin de la esclavitud, la democracia, la “Carta de Derechos de los Niños”, los derechos de los trabajadores y la paridad entre géneros. Y de esta última han sido protagonistas las mujeres. Esto pasó mas que todo en los años 70’s, pero me parece que en todo el mundo a este proceso todavía le falta.

Las mujeres han sido siempre tratadas como ciudadanos de segunda categoría: en desventaja desde el punto de vista de la instrucción, discriminadas en el trabajo, han sido consideradas indignas de representar casi todas las religiones… sin hablar de los abusos, la condición de esclavitud, la violencia… el feminicidio. En México, según estadísticas, cada dos horas y media hay un hombre que mata a una mujer.

A los hombres que critican esta iniciativa, me gustaría preguntarles: ¿No estarías dispuesto a hacer cualquier cosa que restituya un poco de respeto, dignidad y justicia a nuestras madres, a nuestras hermanas y nuestras hijas?

Cualquier iniciativa que despierte un poco de consciencia hacia este fenómeno, hacia la discriminación y las injusticias, me encontrarán siempre de su lado. Y para dar consistencia a mis palabras decidí de invitar a todas las mujeres, al menos las que quepan, en el Osho Center (Condesa, CDMX) el día 10 de marzo a las 19.30, para una sesión gratuita de Liberación Emocional.

Obviamente son todas mis invitadas… y si no caben… nos vamos al Zócalo.

Un mundo más gestionado por las mujeres sería seguramente un mundo mejor de lo que conocemos.